//

Blog de nutrición, salud y belleza

10 cosas que deberías evitar antes de tu boda

10 cosas a evitar antes del dia de tu boda

Quién haya preparado una boda sabe bien la cantidad de detalles que hay que tener en cuenta para que todo salga “perfecto” y lo fácil que es cometer errores o que algo se nos quede en el tintero. Son momentos muy tensos y de muchos nervios a causa de la emoción y del estrés que nos produce la cantidad de cosas que dejamos para hacer a última hora.

En este post queremos recomendarte algunas cosas que deberías evitar justo antes de tu boda.

1. No cambies de cosméticos las semanas anteriores.

Productos tan cotidianos como el champú, el maquillaje, cremas, los exfoliantes, …., pueden poner en peligro tu figura y glamour. Cambiar lo de siempre por intentar algo nuevo, aunque sea por simple recomendación de tu amiga, no es tan buena idea. Trata de mantenerte fiel a los cosméticos que ya conoces y sabes cómo reaccionan en tu cuerpo. No vaya a ser que te provoquen alguna reacción alérgica que ponga en riesgo tu estética y/o tu salud.

2. No cambies radicalmente el look de tu cabello

No te dejes llevar sin antes pensarlo dos veces por los consejos de una amiga, peluquera, estilista o por ese look tan espectacular que viste a esa famosa que se casó el mes pasado, y decidas modificar tu apariencia (generalmente tu pelo) antes de la boda.

¿Qué daño podría hacer un corte de pelo o cambiar su color?  Ni se te ocurra experimentar!  Aunque el cabello crece, no lo hace de un día para otro. Es mejor no tentar la suerte y reservar estos cambios de look para después de la boda. No te hagas un cambio radical en el estilo del pelo. Si lo cortas, procura que sean sólo las puntas para sanear.

Antes de hacer nada radical piénsalo dos veces y recuerda el dicho más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. El día de tu boda debes sentirte tú misma y este tipo de cambios no suelen ayudar a conseguirlo. Si el resultado no te gusta, tendrás poco margen de maniobra para cambiarlo. ¿Por qué vas a arriesgarte?. Así, en tus fotografías saldrás con el estilo que te identifica, y no con las locuras de último minuto que tal vez no puedan tener arreglo.

3. No cambies la forma de tus cejas

Acude a la esteticista que siempre te hace las cejas. Si quieres cambiarte la forma hazlo con meses de antelación.

4. Limpieza de cutis, nunca el día antes

Ya sabes que una limpieza de cutis puede provocarte cierta irritación en la piel y que es posible que los días posteriores tengas algunas manchas o incluso granitos. Por ello, si vas a limpiar tu rostro, hazlo al menos dos semanas antes de tu enlace. De ese modo sí podrás disfrutar de los resultados para tu gran día.

5. No tomes mucho el sol las semanas previas.

Podrías quemarte, ponerte muy morena o quedarte marcas del bikini o el bañador. No te recomendamos los rayos UV por el riesgo que entrañan para tu piel.

6. Si te aplicas un bronceado a base de caña de azúcar para lucir morena, no lo hagas el día anterior a la boda, procura hacerlo un par de días antes para evitar el riesgo de manchar el vestido.

7. No trasnoches el día anterior.

El día previo a la boda debes dormir suficientes horas y descansar al máximo. No te compliques la vida con reuniones, fiestas de despedida, ….. Mejor opta por hacerte un tratamiento de relajación en un spa para liberar tensiones a base de masajes, sauna o aromaterapia. Sola o con tu pareja. Seguro lograrás que todas las tensiones queden atrás y estarás preparada para disfrutar del gran día.

8. No trabajes el día anterior.

Aunque sientas que debes cumplir con mil compromisos laborales antes de la boda, no trabajes horas extras ni lleves trabajo a casa. Si es posible, reduce poco a poco las horas de trabajo al menos un mes antes de la fecha de la boda.

9. No quieras ocuparte personalmente de todo.

Recoger las flores, decorar el coche, ir a la peluquería, recoger el vestido… Son demasiadas cosas para el último día y es bueno que alguien te eche una mano con todas ellas. Intenta delegar alguna de esas tareas si no quieres empezar con estrés el día de tu boda.

Es maravilloso que quieras que tu boda sea única y tenga muchos elementos personalizados, pero no te obsesiones con ello. Lo que no hayas terminado en la última semana antes de la boda es una idea que no debes llevar a cabo. Los últimos momentos tienen que ser para relajarte y no para generar un estrés adicional.

10. No discutas con nadie.

 Es importante estar relajada para disfrutar a tope de tu gran día.

Y sobre todo, recuerda siempre que el día de tu boda debe ser uno de los más felices de tu vida y no uno de los más estresantes o abrumadores. Lo más importante es que habéis decidido dar ese paso y que compartiréis ese día con los que más os quieren.

Trata de saborear cada momento y atesora cada instante en tu recuerdo.  ¡Disfruta al máximo esos momentos inolvidables!

Deja un comentario

* Campos requeridos