//

Blog de nutrición, salud y belleza

Aplicaciones Cosméticas del Aceite de Almendras Dulces

desmaquillante
 
Sus maravillosas propiedades antioxidantes y su composición, hacen de este aceite un aliado perfecto en Cosmetología Facial, Capilar y Corporal, para combatir el envejecimiento cutáneo, las cicatrices, la sequedad de la piel, agrietamiento, estrías, flaccidez, sequedad del cabello y el cuero cabelludo, etc.
 

 
Hidratación de la piel. Se puede utilizar directamente sobre la piel seca o sobre la piel húmeda tras la ducha o el baño, extendiéndolo directamente sobre la piel mediante un masaje circular por todo el cuerpo. Se usa en su estado puro o se puede mezclar con otros aceites que requieren diluirse como el aceite de rosa mosqueta, ricino (para el cuerpo), germen de trigo, borraja etc. Se puede también usar puro con unas gotas de vitamina E.
 
Por sus propiedades humectantes y suavizantes es recomendable para todo tipo de piel, especialmente para aquellas secas, escamosas y que presentan asperezas.
 
• Es un efectivo desmaquillante natural.
 
• Para prevenir y combatir el envejecimiento cutáneo y la formación de arrugas. Puede aplicarse puro directamente sobre la piel (no recomendable en pieles grasas y acneicas) o mezclado con otros aceites vegetales (aceite de rosa mosqueta) para mejorar su elasticidad y nutrición.
 
El aceite de Almendras Dulces hidrata y nutre la piel en profundidad, proporciona elasticidad a la piel, dejándola humectada y suave, retrasando la aparición de arrugas, y previniendo la formación de estrías.
 
En las manos de personas mayores que por el paso de los años pierden humedad, el aceite de almendras actúa como un gran regenerador devolviéndoles tersura debido a su acción antioxidante.
 
• Para combatir la sequedad de las cutículas y las uñas.
 
Masajes: Recomendado como aceite de masaje por sus propiedades emolientes y por su alta capacidad de suavizar la piel sin obstruir los poros. Por su ligereza y suavidad ayuda a que las manos se deslicen sobre la piel sin llegar a friccionarla.
 
• Se recomienda especialmente para la prevención de estrías debidas al embarazo y a procesos bruscos de pérdida y ganancia de peso y para masajes a embarazadas. Tiene buena penetración y propiedades nutrientes y reconstituyentes, por eso es adecuado para todo tipo de pieles.
 
Bebés: es óptimo para aplicar en pieles muy sensibles como la de los bebés y en casos de costra láctea. Muy recomendado para masaje infantil.
 
• En Aromaterapia se usa como aceite portador para diluir los aceites esenciales (eucalipto, menta, lavanda, árbol del té, limón, etc.). Por ser un aceite suave y ligero, por su tolerancia y su perfecto acoplamiento con otros aceites permite hacer combinaciones con fines terapéuticos de excelentes resultados.
 
• Como mascarilla capilar para el tratamiento del cuero cabelludo y del cabello seco, quebradizo y sin brillo. Se aplica directamente sobre el pelo, puro o mezclado con algún aceite esencial: distribuir uniformemente por todo el cabello dos cucharadas de aceite de almendras dulces y mantenerlo cubierto con un gorro de plástico o toalla 15-20 minutos. Después lavar el cabello con el champú habitual. Aporta brillo, suavidad y nutrición al cabello.
 
• Es muy útil en el tratamiento de eczemas y otras irritaciones cutáneas ayudando a aliviar picores e inflamaciones en dermatitis y quemaduras.
 
• También se emplea como principio activo de cremas con acción hidratante y nutritiva. Existen en el mercado muchas líneas de belleza que entre los componentes de sus diferentes productos se encuentra el aceite de almendras, y cuentan con gran aceptación por sus reconocidos beneficios. Sus propiedades emolientes son muy apropiadas para el uso cosmético y se caracteriza por ser muy lubricante, siendo ideal para el cuidado de las pieles sensibles y secas.
 
Foto: freedigitalphotos.net

Deja un comentario

* Campos requeridos