//

Blog de nutrición, salud y belleza

Aceite de Rosa Mosqueta: de dónde procede y cómo se obtiene

rosamosqueta

El Aceite de Rosa Mosqueta es uno de los productos que mayor interés ha despertado en el área de la dermatología, nutrición y cosmética, debido a que sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dañados, el retardo en la aparición de líneas de envejecimiento prematuro, y la prevención en la formación de arrugas y estrías, hasta el tratamiento de piel afectada por quemaduras.
 

La Rosa Mosqueta es un arbusto silvestre originario de la Cordillera de los Andes, cuyo tamaño varía en alturas de hasta 2 metros de altura y 3 metros de diámetro. Provisto de abundantes espinas, ramas erguidas y hojas alternas, de flores rosado-amarillentas con cinco pétalos, los cuales se desprenden fácilmente y son reemplazados por un fruto rojo de forma ovalada, con abundante pulpa y muchas semillas.

De las semillas del fruto se extrae el Aceite de Rosa Mosqueta mediante un delicado y riguroso proceso, realizando básicamente las siguientes etapas:

* Cosecha. Se realiza durante los meses de Febrero, Marzo y Abril. El fruto de la rosa mosqueta es recolectado en forma manual para no dañar la cáscara. Es importante destacar, como una característica relevante del proceso productivo y comercial, que la rosa mosqueta completa su proceso fisiológico de madurez en la planta, no siendo recomendable su recolección hasta que el fruto está bien maduro.

* Pre-secado del fruto. Se realiza en lugares apropiados, utilizando el máximo de energía solar.

* Secado. El fruto es colocado en bandejas y el proceso de deshidratación finaliza en cámaras de secado a temperaturas que no alteran las características de éste.

* Selección y obtención de las semillas. El fruto deshidratado se selecciona cuidadosamente y se muele para separar y obtener las semillas. La pulpa restante se tritura para derivarla a otros usos no cosméticos.

* Extracción. Posteriormente, la semilla de la Rosa Mosqueta es sometida a un delicado y cuidadoso proceso de extracción por prensado mecánico en frío, donde se obtiene el aceite de Rosa Mosqueta. El aceite de la semilla supone aproximadamente el 8% del peso total de la semilla.

Los aceites vegetales obtenidos por prensado en frío, no refinados, conservan sin afectar todos los nutrientes que contiene en forma natural

El aceite es muy ligero, transparente, de color amarillo o pardo-rojizo, olor característico y de fácil absorción por la piel. Su tenue olor, su textura y su pH de 5,1 hacen que se adecue perfectamente a la piel. Por su alto contenido en lípidos no se recomienda su uso en el caso de pieles grasas y con acné seborreico.

Deja un comentario

* Campos requeridos